Conéctate con tu ser interior
Mi mamá me fortalece el éxito

Mi mamá me fortalece el éxito

Siempre desee tener una madre luchadora e independiente, pero era todo lo contrario sumisa y dependiente de mi padre. Veía que no tenía voluntad propia, que no se realizó, que no estudio, producto de las creencias de sus padres, era la única mujer y no la dejan entrar ni siquiera a la cocina, siempre pendiente de mí papá y lo único que necesitaba era la aprobación y el cariño  que él  nunca le daba.

Durante mucho tiempo resentí esta situación y como era, a veces siento pesar, porque ella tiene valores y dones que de haberlos activados hubiera podido realizar muchas cosas para si misma.

Con el pasar del tiempo he entendido, que yo la elegí a ella como madre, un día vi que estaba actuando como ella  y ese día decidí que me iba a forjar mi propio carácter. Yo me dejaba llevar de la gente, no tenía voluntad propia, no sabía decir no, buscaba el cariño y la aprobación de los hombres y de las personas, porque no tenía mi propia aprobación, me rechazaba continuamente.

Hasta entonces había sido una niña perdida, buscando la aprobación de una mujer que no sabía si amar u odiar. Fuera como fuera nunca tuve elección, sabía que hiciera lo que hiciera, siempre la amaría.

Tu madre quizás no es como esperas, pero ella es el mundo que necesitas para aprender lo que has de aprender. Cuando acepto a mi madre como es, sin dramas ni historias  y agradezco por la vida que me dio: esto es ÉXITO, a partir de ahí empieza mi realización personal.

PARA INTERIORIZAR Y GRABAR EN LOS MAS PROFUNDO DE TU SER:

Tus padres hicieron lo mejor que podían hacer con el entendimiento y la conciencia que tenían. No podían enseñarte nada que ellos mismos no supieran. Si tus padres no se amaban a sí mismos, no había manera de que te pudieran enseñar cómo amarte. No importa que tu infancia haya sido buena o mala: ahora, quien está a cargo de tu vida eres tú, y sólo tú.

Con amor abrazo a mi niño interior. El amor es el borrador más grande que hay, borra incluso las impresiones más profundas, porque el amor cala más hondo que nada. Si las impresiones de tu niñez fueron muy fuertes. Mírate a los ojos y ámate, y ama al niño que llevas dentro. Cuida a tu niño interior. Es él quien está asustado. Es él quien sufre. Es él quien no sabe qué hacer. Ocúpate de tu niño. Abrázalo y ámalo y haz todo lo que puedas por satisfacer sus necesidades. No olvides hacerle saber que, suceda lo que suceda, tú estarás siempre a su lado. Nunca le volverás la espalda ni te escaparás de él. Siempre amarás a ese niño.”    Louise Hay

Deja un comentario

Menú de cierre
×
×

Carrito