Conéctate con tu ser interior
Comunícate con tu subconsciente

Comunícate con tu subconsciente

El subconsciente es simplemente una parte de nuestra mente que no vemos. A efectos prácticos, tenemos una especie de velo que nos impide ver una parte de nuestra mente.

¿Qué Es el Subconsciente y Por Qué Existe?

El subconsciente es uno de los grandes misterios de la humanidad.

Todos sabemos que tenemos subconsciente, y lo hemos asumido como algo normal, pero si lo piensas detenidamente, es muy raro, ¿no?

¿Cómo puede ser que una parte de nuestra propia mente esté escondida?

¿Cómo puede ser que se nos dificulte  acceder a algo que es nuestro?

No es que sea raro, es rarísimo. Y aún es más raro que hayamos aceptado la existencia del subconsciente con tanta facilidad sin sorprendernos un poco más.

El subconsciente es simplemente una parte de nuestra mente que no vemos. A efectos prácticos, tenemos una especie de velo que nos impide ver una parte de nuestra mente.

Este velo, sin embargo, no modifica la estructura de la mente, simplemente hace que una parte de ella esté oculta. Es como poner una cortina que separe en dos una habitación. La cortina no modifica el tamaño de la habitación ni su contenido, simplemente hace que desde un lado no se pueda ver el otro. Pues el velo que divide nuestra mente hace algo parecido: no modifica nuestra mente, simplemente oculta una parte.

Este velo no es una separación muy fuerte. No es un muro de piedra, es simplemente una cortina. Si no hacemos nada, impide ver lo que hay al otro lado, pero es relativamente sencillo apartarlo. Esto quiere decir que todos podemos acceder a nuestro subconsciente si queremos. Lo que pasa es que tenemos que hacer el esfuerzo de conseguirlo, no tenemos acceso a él de forma automática.

Nos preguntamos a veces, por qué seguimos atrayendo reiteradamente los mismos eventos, el mismo tipo de personas y situaciones.

La respuesta es corta y contundente: Lecciones no aprendidas, situaciones repetidas.

Todas y cada una de nuestras aparentes “pruebas” están amorosamente diseñadas por nosotros en nuestro plan de vida y corresponden a oportunidades para enmendar nuestros actos, para cambiar nuestros patrones y creencias.

Ten la seguridad de que afuera no encontrarás las respuestas al por qué te sigue pasando lo mismo, pero si te centras adentro de ti mismo y pides la ayuda celestial, le encontrarás el sentido a cada evento que has vivido y el motivo por el que sigues reincidiendo. Porque siempre hay una razón detrás de cada acontecimiento en nuestra historia personal aunque en el momento no la comprendamos. Todo está diseñado para ayudarnos a crecer. Entre más difícil aparente ser, más se gana y más luz se encuentra.

Puede suceder también, que no es que estemos repitiendo una situación pero tampoco podemos salir airosos de la que estamos. Sin importar el caso, nuestro rol es transformarla, aprender (o desaprender generalmente) y hacer los cambios que se requieren. Lamentablemente si no vemos la bondad en lo sucedido ni incorporamos la enseñanza, sencillamente reprobamos la lección  la seguimos atrayendo.

En la medida que evolucionamos, las lecciones también son diferentes. No presentamos los mismos exámenes en cuarto grado elemental, que en octavo de secundaria, ¿verdad? Para ayudarnos, continuamente la vida(Dios-divinidad-Poder superior-Ala etc ) nos envía señales un tanto más acordes, para que despertemos y caigamos en cuenta de la necesidad de transformación individual y colectiva de nuestro nivel de conciencia.

Algunos de nuestros retos se parecen, otros son muy diferentes; igual todos nosotros somos estudiantes de ésta misma escuela que es la vida. Realmente la prueba está en abordar las situaciones desde el amor, sin olvidar nuestra verdadera naturaleza divina y el propósito final de ser felices con lo que somos.

Por eso mismo, las experiencias terrenales no deben distraernos de nuestra legítima esencia y razón de estar aquí. Cada segundo es un regalo para comprender nuestro origen y elevar nuestro ser. Para generar Paz en nuestro interior, aceptando con gracia y gozo el aprendizaje y las bendiciones diarias.

Puntos importantes para recordar:

•             Nuestras lecciones fueron consentidas por nuestra alma antes de nacer.

•             Todo es temporal, todo pasa y todo es prestado.

•             Siempre podemos cambiar.

•             Superada una lección, continuamos con otra.

•             El Poder Superior no nos pone nada que no podamos vencer.

En próximo audio nos enfocaremos en cómo llegar a nuestro inconsciente.

Deja un comentario

Menú de cierre
×
×

Carrito